Renovables > Solar Térmica

Una instalación solar térmica está constituida por un conjunto de componentes encargados de realizar las funciones de captar la radiación solar, transformarla directamente en energía térmica cediéndola a un fluido de trabajo y, por último, almacenar dicha energía térmica de forma eficiente.

Nuestro equipo compacto de tubos de vacío es capaz de calentar agua a las temperaturas de consumo sanitario de manera segura mediante su sistema antilegionela. El objetivo del sistema de los modelos en los que se aplica la tecnología de tubos de vacío de transferencia térmica con serpentín en el interior del depósito, es conseguir una durabilidad y un rendimiento superior.

El sistema aplicado en este modelo consiste en la circulación natural del fluido (agua/glicol) entre el colector y el acumulador/intercambiador de calor. Los tubos de vacío se encuentran llenos de fluido que es el transmisor natural del calor. Por acción de la radiación se capta el calor y se transmite al interior de los tubos y por acción natural el calor asciende hasta la parte superior en el interior del acumulador. Cuando la temperatura del fluido en el interior de los tubos de vacío aumenta, asciende hacia el interior del acumulador y al mismo tiempo el fluido de menor temperatura baja en dirección al extremo de los tubos de vacío, provocando la circulación de calor dentro del sistema.

Gracias al concepto del tubo de vacío se minimizan las pérdidas de calor, siendo éstas prácticamente nulas. Los tubos son capaces de capturar la luz difusa en un día nublado, llegando a calentar el agua hasta niveles aprovechables, almacenándose este agua en el depósito mediante el efecto termosifón.

Mediante este sistema antilegionela, el agua almacenada en el depósito, nunca se mezcla con el ACS. Esto se consigue gracias a un serpentín de cobre que actúa a modo de intercambiador por el que circula el agua calentándose de manera instantánea.

Este termosifón es capaz de trabajar con presiones elevadas de agua, soportando la entrada de agua a la presión de red en el intercambiador. Se puede decir que está compuesto de una serie de pequeños calentadores individuales (cada tubo), de tal manera que las reparaciones y sustituciones se pueden realizar de manera fácil y económica, simplemente sustituyendo el tubo defectuoso.

Este termosifón posee unas cualidades excepcionales ante condiciones climatológicas adversas, resistiendo impactos de granizo de 25 mm. y vientos de hasta 120 km/h.

El uso del termosifón está especialmente indicado para viviendas unifamiliares, de tal manera que la instalación del sistema se puede realizar de manera muy sencilla produciendo agua caliente a una temperatura constante. Para optimizar el sistema se deberá utilizar una válvula mezcladora tarada a una temperatura de consumo. Con el sistema antilegionela, además de producir agua caliente de manera segura, se puede obtener más cantidad que los sistemas tradicionales, ya que no existe la limitación del volumen del depósito.

Para asegurar un óptimo funcionamiento, posee un mecanismo que realiza el llenado del depósito de manera automática para asegurar el nivel óptimo del depósito.

Pídenos información sin compromiso de nuestros equipos de tubos de vacío.



Termosifón con serpentín

ACS Solar

Utilizamos cookies propias para el correcto funcionamiento de la página web y de todos sus servicios, y de terceros para analizar el tráfico en nuestra página web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información INFO
Política de cookies
Política de cookies